Acuerdan procedimiento para discutir más de 400 artículos de la nueva Ley de Quiebras

Las Comisiones Unidas de Constitución y Economía acordaron un procedimiento para estudiar los más de 400 artículos y cerca de 200 indicaciones que se presentaron al proyecto, en primer trámite, que sustituye el régimen concursal vigente por una ley de reorganización y liquidación de empresas y personas, y perfecciona el rol de la Superintendencia del ramo. La iniciativa, más conocida como la nueva Ley de Quiebras, busca cambiar el enfoque de la actual legislación y modernizarla, según explicaron los senadores Hernán Larraín y Soledad Alvear, presidente e integrante de la Comisión de Constitución, respectivamente, al término de la sesión que contó con la presencia del Ministro de Economía, Pablo Longueira y la Superintendenta de Quiebras, Josefina Montenegro. “Tenemos un sistema de quiebras que no funciona, que pocos siguen el camino de la ley, que es lento, que no permite la recuperación de los créditos, que bajo todos los estándares internacionales estamos muy mal, por eso el Ejecutivo presentó un proyecto que cambia este sistema, que busca salvar las empresas, buscar mecanismos de liquidación más expeditos que permitan la recuperación del capital y al mismo tiempo busca que no sea estigmatizadas las personas que no tienen éxito económico, porque no siempre se debe a fraude o a mala intención, sino que a situaciones económicas que escapan a la voluntad de los protagonistas”, dijo el senador Larraín.El legislador precisó que este “es un proyecto complejo, son más de 400 artículos y se han presentado 192 indicaciones, por lo tanto vamos a trabajar esto de una manera lo más expedita posible para poder despachar un cambio a nuestra legislación de quiebras por un sistema moderno, de carácter concursal que modifique esta situación para bien de nuestra actividad económica”. CAMBIO DE ENFOQUE Por su parte, la senadora Alvear indicó que esta iniciativa tiene por objeto “cambiar el enfoque de la Ley de Quiebras. La actual legislación busca la intervención de un síndico de quiebras cuando una empresa está en insolvencia, cuando está prácticamente cerrando sus puertas y no hay mucho que hacer, salvo su liquidación, el remate de sus bienes y pagar a los distintos deudores con la prelación a los trabajadores. Sin embargo, el enfoque de esta nueva ley busca como objetivo que empresas que empiezan a tener dificultades, puedan tener la colaboración para evitar que lleguen a esa quiebra”. En tal sentido indicó que la idea es que “puedan contar con veedores que les ayuden a salir de esa situación, a reorganizarse a fin de evitar llegar a la liquidación de la empresa. En ese contexto, en lugar de un síndico de quiebras tener un veedor y si se llega a producir la situación de insolvencia un liquidador”. La parlamentaria precisó que se acordó un procedimiento para tratar la iniciativa, razón por la cual sesionarán todos los lunes y al mismo tiempo se conformó una comisión técnica con los asesores de los parlamentarios con el objeto de que vayan mirando las indicaciones presentadas y viendo si se logra algún punto de acuerdo con el Ministerio de Economía, para seguir avanzando.

Esta entrada fue publicada en Noticias. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


*