Comisión de Ética y Transparencia del Senado despacha reglamento del Lobby

Senador Hernán Larraín indicó que espera en la iniciativa se “pueda mejorar la imagen de transparencia de las actividades que se desarrollan en el Congreso”.

Luego de revisar las indicaciones presentadas por senadoras y senadores, además del trabajo en conjunto realizado con la Cámara de Diputados con el fin de homologar ambas las normativas, la comisión de Ética y Transparencia del Senado despachó este lunes, el proyecto del reglamento que regula el Lobby  y las gestiones que representen intereses particulares ante las autoridades y funcionarios.

“Es un reglamento bastante completo y simple que esperamos pueda mejorar la imagen de transparencia de las actividades que se desarrollan en el Congreso. Los parlamentarios trabajamos por el bien común, no sujetos a intereses particulares y estas medidas van a así acreditarlo, y los ciudadanos podrán saber con claridad quiénes son los que están tratando de influir en las decisiones del Parlamento”, expresó el senador Hernán Larraín, presidente de dicha comisión.

El paso siguiente es que ambas cámaras ratifiquen el trabajo realizado por sus comisiones de Ética y Transparencia respectivas.

Larraín, hizo hincapié en el tiempo con que cuenta el Parlamento para aprobar la normativa, la que debe estar despachada antes del 29 de noviembre próximo.

“También nos damos cuenta de que hay poco tiempo para capacitar, no sólo a los parlamentarios, sino que también a los funcionarios que van a estar a cargo de las distintas obligaciones que surgen a raíz de este reglamento”, señaló Larraín.

Por lo tanto, agregó, se tendrá que evaluar “cómo hacemos una suerte de marcha blanca que permita aplicar el criterio de discrecionalidad en la puesta en marcha de este proyecto”.

Al respecto explicó el parlamentario UDI, que a partir del sábado 29 de noviembre estará disponible en la página web del Senado y la  Cámara de Diputados, un formulario, “de manera que cualquier persona que, a partir de esa fecha, quiera solicitar una audiencia, lo haga a través de un formulario que le llegará al parlamentario, de una forma clara y precisa”

Cabe destacar,  que dentro de las disposiciones que incluye el nuevo reglamento del lobby, está definir quiénes son lobistas y gestores particulares, es decir, las personas naturales o jurídicas, chilenas o extranjeras, que quieran solicitar al Senado o la Cámara, influir en alguna de las decisiones.

“Son lobistas aquellos que lo hacen de manera remunerada y los gestores de actividades particulares lo hacen en forma ad honorem, como por ejemplo los  gremios o los sindicatos”, explicó.

Afirmó que ambos, “tienen todo el derecho de hacer los planteamientos que corresponda, pero respecto de ellos cada vez que un lobista o un gestor quiera influir en alguna decisión deberá solicitar una audiencia para esos efectos”.

Lo mismo ocurre con los regalos que se hacen, por ejemplo cada vez que un parlamentario es invitado por un lobista o gestor, “debe darse cuenta y registrarse ese viaje o cada vez que se reciban donativos que superen el valor de una UTM”, manifestó.

En caso de que se incumpla la normativa, el reglamento incluye sanciones, las que deben ser aplicadas por las comisiones de Ética y Transparencia de cada cámara.

“Las que debe hacerse a través de multas entre 10 y 30 UTM mensuales para los efectos de sancionar a los sujetos pasivos que no hayan cumplido las normas de la ley o del reglamento”, aseguró el senador UDI.

Esta entrada fue publicada en Noticias. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


*