EL PEOR EMPLEADOR ES EL ESTADO

Con la presencia del senador, integrante de la comisión que analizará la próxima Reforma Laboral en la Cámara Alta, la Mesa de Diálogo Maule definió sus prioridades para avanzar en la mejora de las condiciones laborales de la región.

 El programa “Diálogo Social”, ejecutado por la Fundación “Trabajo para un Hermano”, comienza a dar resultados. El senador del Maule Sur, Hernán Larraín Fernández, se reunió con trabajadores, empresarios y autoridades, para recibir las propuestas levantadas en los últimos tres meses de la “Mesa de Diálogo Maule”, respecto a la necesidad urgente de reformas laborales.

En uno de los temas tratados el parlamentario enfatizó en la necesidad de que se cumplan y fiscalicen las leyes laborales en el sector público. “El peor empleador es el Estado “,  dijo y recordó el proyecto de reforma constitucional sobre negociación colectiva y derecho de huelga de los trabajadores del sector público que presentó junto a otros senadores como Patricio Walker y Jaime Orpis.

El senador afirmó que “a través del chorreo ha sido posible avanzar en superar la pobreza, pero no seriamente en terminar con la desigualdad”, y  sostuvo que se deben crear pisos mínimos en cuanto a calidad del trabajo e ingresos.

Con respecto a unos de los temas que atañen la próxima reforma laboral, Larraín dijo creer en el fortalecimiento de los sindicatos y que estos deben ser escuchados. Aseguró que algunos empresarios les tienen temor, pero que no debería ser así, ya que son instancias que pueden fortalecer a las empresas.

“Hay que generar confianzas para que el diálogo sea más efectivo”, sentenció, agregando que, sin embargo, no es partidario de un sindicato único por empresa ni de la afiliación automática de los trabajadores.

En la ocasión, hubo representación del SERNAM así como de la Dirección Regional del Trabajo. También estuvo presente Nicolás Farfán, encargado de la Unidad de Diálogo Social.

 El Proceso de Diálogo

Financiado por la Subsecretaria del Trabajo y ejecutado por la Fundación “Trabajo Para un Hermano”, este programa visibilizó una dura realidad en la región, mediante meses de reuniones que buscaron hacer dialogar a trabajadores, empresas y autoridades.

Baja sindicalización, poca fiscalización de la inspección del trabajo, problema con las mutuales y mala capacitación son algunos de los temas que pusieron sobre la mesa los trabajadores. En tanto, las empresas solicitaron mayor compromiso y mejorar los niveles de producción de las industrias.

Durante este período las discusiones tomaron forma desarrollándose mesas de trabajo para avanzar en las diferentes temáticas. Autoridades regionales y nacionales se sumaron al esfuerzo participando de los encuentros. El gobernador de Talca, Oscar Vega, el Seremi del Trabajo y Previsión Social, Héctor Ferrada Gómez. La convocatoria se amplió a todos los diputados de la región y se contó con la participación de Sergio Aguiló, Guillermo Ceroni y Romilio Gutiérrez.

Fue Pedro Goic, el Director Nacional de Sence, quién pudo conocer de primera mano los problemas que los trabajadores le manifestaron en torno a las capacitaciones.

“En materia laboral no existe el estado de derecho”, es sólo uno de los argumentos que surgieron en las mesas que acompañaron los parlamentarios. Sin embargo, se avanzó en ideas que deberán verse plasmadas en próximas jornadas y ser un documento que aporte a la nueva reforma laboral que se proyecta para el país. El diálogo social continúa su marcha.

En tanto el próximo 16 de octubre debería firmarse el esperado acuerdo que determinará un precedente histórico en las mejoras de las condiciones laborales de la zona.

 

Esta entrada fue publicada en Noticias Regionales. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*