FUE UN MAL AÑO PARA EL PAÍS

Senador Hernán Larraín hace balance político del 2014:

No obstante, el parlamentario entregó algunas recomendaciones tanto para el Gobierno como para su sector.

 El jefe senadores UDI Hernán Larraín, hizo un balance del año 2014 en el ámbito político,  el que calificó como “un mal año para el país”. Aseguró que para el gobierno “ha sido transitar de la mano de la Nueva Mayoría hacia la nueva  mediocridad,  y que  “para la oposición, lamentablemente, ha sido un año perdido”.

Las razones de su postura las explica, primero,  desde el  terreno económico, debido al “frenazo en el crecimiento con pocas expectativas de mejorar, con un alta inflación y con un estancamiento en el crecimiento de nuevos empleos”.

Incluso, dijo, que el propio ministro de Hacienda, Alberto Arenas,  “ha reconocido que se han cometido algunos errores”.

Por lo tanto, aseguró que por parte del oficialismo “hay un primer indicio de aceptación de que lo que ha ocurrido este año no se puede adjudicar a causas externas, habrán contribuido, pero el principal problema es la incertidumbre y la falta de confianza que ha generado el gobierno en el sector privado y en la inversión extranjera. De no corregirse esta situación se corre el peligro que esto se mantenga agravado hacia el futuro”

Desde el ámbito legislativo, indicó que “lo más delicado” ha sido la reforma al sistema electoral binominal.

Larraín, explicó que en esta materia desde su sector, comparten “la necesidad de su corrección”, pero que se ha “instalado un proyecto que busca establecer, por secretaría, una mayoría permanente para la coalición oficialista”. Añadió que se ha cometido  “un grave error, cuyos principales perjudicados serán, finalmente, la Nueva Mayoría, pero sobretodo la política”.

El parlamentario por el Maule Sur se refirió también a las políticas públicas impulsadas por el gobierno, las que a su juicio, “revelan una grave equivocación en el diagnóstico”. Advirtió que  “lo que la ciudadanía quiere es mejorar y perfeccionar la educación, la salud, la previsión, y no reemplazar un sistema por otro, porque eso es pensar que el país tiene que empezar desde cero, olvidando lo que ha sido la contribución de los últimos 25 años para el progreso de Chile”.

Agregó que el año 2014 ha sido un periodo “en donde se ha notado un sesgo ideológico”, por parte la oficialismo, lo que ha caracterizado “todas las propuestas del gobierno”.

“Un sesgo ideológico que está definido porque solo parece valer lo público. Aquello que, para el Estado, desde el Estado;  con grave desdén y sospecha hacia lo privado”, dijo.

Manifestó, también, su preocupación debido a la falta de “voluntad de diálogo” por parte del gobierno.

“Pareciera ser que la instalación de la retroexcavadora ha sido la señal más inequívoca que está reflejando el espíritu del gobierno para sacar adelante su agenda. Caen en las encuestas, aumenta la reprobación ciudadana  y sin embargo, pareciera no oír a la calle y seguir pensando en cómo pasar la aplanadora legislativa. Creemos que  el diálogo nunca debe ser olvidado y que la oposición siempre debe ser escuchada”.

Sin embargo, Larraín cree el gobierno tiene “una enorme oportunidad para cambiar”.  Pero que para ello, “no bastan solo modificaciones de las piezas ministeriales”.

“Lo que Chile necesita es un cambio del proyecto. Estoy convencido de que Chile eligió un gobierno de centro izquierda de perfil socialdemócrata, no a un gobierno socialista. Estoy seguro de que si, la ciudadanía hubiese sabido que lo que estaba eligiendo era un gobierno cuyo símbolo era la retroexcavadora, estaría (el gobierno) hoy día mirando a La Moneda desde la televisión”

ROL OPOSITOR

El Senador UDI, analizó además el escenario de su sector, en donde reflexionó sobre los negativos resultados obtenidos en las últimas elecciones, los que a su juicio provocaron un “grave daño,  puesto que generó pérdida de autoestima y sobretodo de unidad”

Con todo, advierte que el año 2014 ha permitido visualizar “que nuestras ideas siguen teniendo vigencia y que rearticularse en un nuevo proyecto, con unidad de todos quienes no forman parte de la coalición de gobierno, podría dar espacio para constituir una nueva coalición con grandes opciones para avanzar”

Esto supone, según Larraín, “una oposición que no solamente, le niegue la sala y el agua al gobierno, sino que al contrario, elabore su proyecto con ideas propositivas”, y que al mismo tiempo, insiste,  se “vaya perfilando, con generosidad, sin exclusión de ningún sector, una nueva coalición que pueda enfrentar con nuestras ideas, un futuro mejor y levantar las esperanzas de que se pueden recuperar las cosas que se están perdiendo”.

Finalmente, enfatizó en que  todas aquellas modificaciones, como la reforma educacional, “que están causándole grave daño a la educación particular o cualquier otro cambio de esa naturaleza que perjudique los intereses de los ciudadanos sobre todo de los más vulnerables y de la clase media, serán nuestra próxima prioridad de nuestra próxima campaña presidencial”.

Al respecto dijo, que se concentraran “para asegurar en el debate de las próximas elecciones de presidente de la República, todas aquellas materias que han sido objeto de la destrucción, de la jibarización en que está empeñado el gobierno de la Nueva Mayoría”.

 

Esta entrada fue publicada en Noticias Regionales. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*