Senador Hernán Larraín se refiere a carta enviada por el Parlamento haitiano al Presidente del Senado por presencia de tropas chilenas en dicho país


El senador Hernán Larraín se refirió a la información publicada por diario El Mercurio este domingo, en donde se hace mención a una carta enviada por el presidente del Senado de Haití, Simon Dieseul, a su homólogo chileno, el senador Jorge Pizarro.

En la carta, el congreso haitiano alerta de un posible quiebre institucional por lo que pide que las tropas chilenas asuman un rol contrario al gobierno de turno.

El parlamentario UDI, miembro de la Comisión de Relaciones Exteriores del Senador, Hernán Larraín, aseguró que el contenido de la carta es “altamente preocupante” por lo que se requiere que la presencia militar chilena se reemplaza por un rol más social.  Explicó además que el costo que ha significado para Chile la presencia militar en Haití, ha sido de 230 millones de dólares.

“El contenido de esta carta es altamente preocupante, porque deja en evidencia, que luego de más de diez años de la misión de Naciones Unidas en Haití, si bien se ha logrado la paz y la estabilidad e impedir la guerra civil, no se han logrado objetivos claves en la institucionalización. Y más delicado aún, los conflictos perseveran, aparentemente hay un conflicto muy fuerte entre el Poder Legislativo y el Gobierno, que puede derivar en una nueva reyerta civil, que puede tener consecuencias impredecibles”, manifestó.

El Senador UDI explicó que, si bien la presencia de militares chilenos en Haití se ha aprobado y valorado, desde hace algunos años han solicitado, como Alianza, una presencia más social.

“Lo que se justificó en los inicios como una misión de paz para colaborar en la estabilización del país hace rato debió haberse cambiado por una misión civil destinada al apoyo socioeconómico de Haití y a fortalecer sus instituciones. Lamentablemente, no hemos sido nunca oídos y este esfuerzo por el cual hemos bregado insistentemente se hace hoy día realidad del daño que puede significar para nuestro país verse involucrado en conflictos civiles, políticos de guerra o revolución a los cuales no estamos llamados. La vocación de Chile es de paz, no es de intervención militar en el extranjero y mientras más tiempo perdura la presencia de nuestras tropas, más se va convirtiendo tropas de paz en tropas de ocupación”,  declaró.

“Queremos por lo tanto insistir en la necesidad de que se avance en lo que se nos ha prometido, pero que se nos ha postergado una y otra que la presencia de Chile tiene que ser de carácter civil, para apoyar el desarrollo socioeconómico  e institucional y no más presencia militar”, añadió

Finalmente, dijo que el costo que ha significado para Chile la presencia militar en Haití, ha sido de 230 millones de dólares.

“Creemos que es tiempo de que ese gasto, se transforme en inversión social, es lo que el pueblo de Chile quiere, es lo que nosotros como Alianza hemos venido sosteniendo reiteradamente y es lo que ahora le pedimos al próximo gobierno que de una vez por todas cumpla en poner a nuestro país en otro rol en Haití, con más carácter civil porque esa es la vocación de nuestro país”

Esta entrada fue publicada en Noticias. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


*