Senadores Larraín y Orpis buscan reactivar reforma constitucional que inhabilita a autoridades por consumo de drogas

Este domingo, los senadores Hernán Larraín y Jaime Orpis, llamaron a reactivar el proyecto de reforma constitucional, de septiembre de 2004, que establece inhabilidad a todas las autoridades establecidas en la Constitución de ejercer un cargo público si consumen drogas.

El senador Jaime Orpis llamó a la Comisión de Constitución y Justicia de la Cámara de Diputados a poner en tabla la modificación. “Este proyecto de reforma constitucional tiene avanzado la mitad del trámite legislativo, porque fue aprobado por el Senado y lo que resta es la aprobación en la Cámara de Diputados”.

Cabe destacar que la discusión se produce tras las recientes declaraciones del senador Fulvio Rossi, quien afirmó ser un consumidor de marihuana un par de veces al mes.

En ese sentido Orpis, dijo que “es fundamental establecer la inhabilidad de ejercer un cargo público en algunos de los poderes del Estado, el ser consumidor”.

Por su parte, el senador Hernán Larraín, señaló que “no estamos planteando un dilema moral, sino de responsabilidad. Chile, tanto en los gobiernos de la Concertación como en el actual han considerado que las adicciones a las drogas, incluida por lo tanto la marihuana, son negativas. Y por eso ha establecido su impedimento, su control, sanciones durísimas para evitar que sobre todo los jóvenes, los niños, incurran en esta práctica. De manera, que es de una tremenda irresponsabilidad que una autoridad públicamente admita su consumo, y eso lo que hace es legitimar ante los jóvenes y en la discusión pública que este es un consumo posible y deseable, nos parece eso gravemente irresponsable”.

Larraín añadió que “por eso mismo el Senado aprobó en 2004 esta reforma constitucional que busca inhabilitar a toda autoridad cualquiera sea su ejercicio consuma drogas. El consumo de drogas no está penalizado y por lo tanto los ciudadanos pueden en forma privada sin estar concertados para ello consumir la droga, pero eso en un ejercicio restringido y sin que esto constituya un acto público ni constituya tampoco un acto habitual”.

Finalmente, ambos parlamentarios coincidieron en que “las autoridades no pueden consumir drogas, precisamente porque el ejercicio busca evitar en Chile el consumo de las drogas”.

Larraín explicó que resulta “contradictorio que una autoridad busque por una parte evitar el consumo y por otro lado admita que lo consume, esto es lo que está en juego, y por lo tanto proponemos que sean inhabilitados en el cargo quienes así lo practiquen, por eso alentamos esta reforma constitucional que ya fue aprobada por el Senado, salvo con el voto en contra de Nelson Ávila, y esperamos que la Cámara de Diputados haga ejercicio de su responsabilidad y podamos seguir en este combate para evitar graves consecuencias sociales”, puntualizó el senador Larraín.

 

Esta entrada fue publicada en Noticias. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


*