Vecinos de Piguchén piden cierre de fábrica por malos olores

Se estudia medida:

Senador Larraín, conoció realidad en terreno y aseguró que las autoridades de Gobierno la mantendrán suspendida de actividades mientras estudian una solución.

Más de 100 familias de la localidad de Piguchén – Huacarneco de Retiro, alzaron la voz para manifestar que una fábrica ubicada en su sector contamina el ambiente desde hace cinco años. Un olor insoportable que no los deja desarrollar una vida normal.

Fueron visitados por el Senador del Maule Sur, Hernán Larraín, y el Concejal de Retiro, Rafael Ramírez, a quienes les informaron que en la planta se procesa la proteína para el alimento de mascotas, a base de carnes en malas condiciones que son traídas desde supermercados o mataderos, usando un antiguo sistema que origina la emanación del mal olor a 8 km., a la redonda.

María Vallejos, contó de qué manera le afecta esta situación “cuando llega el olor más fuerte mi niño es el más afectado, porque le provoca vómitos, se pone malo para comer, se lo pasa con náuseas. Este es un problema que él siempre ha tenido desde que nació”.

En tanto, José Valenzuela, dijo que esto se arrastra desde el año 2007, “nuestras familias ya no vienen a visitarnos porque los malos olores son horribles, la gente sufre todo el día, es un tema que nos preocupa mucho y esperamos que las autoridades nos ayuden, porque la comunidad está cansada. Hemos pensado tomar la justicia por nuestras propias manos, pero no es la idea, por eso hemos estado en conversaciones con las autoridades, nos han escuchado y tal vez en un breve plazo podríamos tener buenas noticias”.

Hernán Larraín, explicó que se suspenden las faenas mientras se estudia el caso por de la Comisión de Salud del Medio Ambiente “afortunadamente así está ocurriendo y gracias a la voluntad y acogida que le diera la Gobernadora de Linares e Intendente del Maule, se decidió por la comisión de evaluación suspender el funcionamiento de la planta mientras se resuelven las sanciones cursadas por contaminar el medioambiente de este sector”.

De todos modos, Larraín, consideró que se debe proceder al cierre definitivo si no respetan la calidad del aire “seguiremos en alerta para que esto no se siga repitiendo y que los vecinos puedan vivir como todos en un ambiente limpio. Esta planta, que tampoco ha producido grandes beneficios en materia de empleo, debe ser cerrada a menos que garantice en forma absoluta y total que no habrá emanación de mal olor, y como eso se ve muy difícil es preferible pensar en que se cierre a que por su actividad haga invivible las condiciones de los vecinos”.

Esta entrada fue publicada en Noticias Regionales. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*